Poema para un corazón

Uno espera que tú sientas, que tú latas,

que permitas la imposible inmortalidad en la que absurdamente creemos,

Que tus lados se muevan a sus anchas, fluidos y con ritmo,

Uno espera que seas el mejor bailarín

Y que no te atrases en tu coreografía

Un dos tres

Un dos tres

Un dos tres

Tucu tucu tucu

El primer corazón que escuché en voz alta fue el de mi hija en mi vientre

Y el último ha sido el de mi madre

Que cansado de sí mismo aún así continúa el elegante danzón y me seduce con sus ganas de vivir

Pero el corazón que más quiero es el tuyo, tu corazón de acuarela y óleo sobre tela,

Ese órgano que tienes tan lindo que está colgado en una pared de mi casa en forma de cerezas,

Y que aun con muletas participa en el concurso de baile

Un dos tres

Un dos tres

Un dos tres

Ese corazón que late conmigo cada que parpadeo, tomo un pedazo de pan o me observo en el espejo

Tucu tucu tucu

Porque mi corazón sin el tuyo es solo un artefacto de utilería,

Un colado en la foto familiar que se descalifica en el concurso por triste y solitario,

una falacia hecha órgano,

Así que espero con mi corazón huraño en las manos

que tú sientas, que tú latas, que retomes tu ritmo

Y me abraces infinitamente con esa danza que solo tú y yo conocemos.

Published by

Dulce Villaseñor

Valgo todo el caos que conllevo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s