22 de diciembre, 2020

La presión de estar

O la opresión de estar

La soledad de un órgano que todos ignoran mientras se lucha por salvar a otro

Al más vulnerable en el momento

Pero el otro se resiente y tiene angustia

¿Y qué si yo absorbo la mierda mientras el otro recibe toda la atención?

Eso piensa, quizá,

O eso pienso yo que me despierto a mitad de la noche con sospechas de mí misma

De si en algún momento no voy a traicionarme con alguna falla en el sistema

Y entonces todo debe volver a comenzar

Los sueros, las venas pinchadas, las máquinas, el mar en la nariz

O quizá ya nada volverá a comenzar y esta fue la tercera llamada de un coro griego

Que no se cansa de susurrarme al oído mis miedos

Por más que cante o ponga música o lea o hable

Quizá es la última llamada

Y tengo que atenderla con la gracia de un águila a punto de aterrizar en una casa nueva

Published by

Dulce Villaseñor

Valgo todo el caos que conllevo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s